AGUA

Riego ecológico para tu huerta

Actualmente tenemos a nuestra disposición muy diversos sistemas de riego sostenibles que además de cuidar nuestras plantas, nos permitirán ahorrar dinero, lograr un consumo responsable del agua y proteger el medio ambiente. Si tienes un jardín en tu casa, algunas de las alternativas de riego casero que te exponemos a continuación pueden ser de tu interés, ¿las quieres conocer?

Las plantas necesitan de nuestro cuidado y atención en el ámbito doméstico para que puedan desarrollarse y crecer de una forma saludable y en las condiciones adecuadas. Si no queremos gastar grandes sumas de dinero en instalar nuestro sistema de riego para que a nuestras flores no les falte en ningún momento su dosis de agua, y al mismo tiempo queremos contribuir a la protección del medio ambiente, podemos optar por alguna de las siguientes modalidades que nos permitirán lograr un consumo responsable de agua.

Sistemas de riego ecológico

1) Sistema de riego por goteo subterráneo: a pesar de sus resultados tan satisfactorios, no es del todo conocido. ¿Por qué elegir este sistema de riego?, realmente, uno de los mayores beneficios de este sistema es la ausencia de pérdidas innecesarias de agua por evaporación superficial, de forma que se proporciona la cantidad de líquido elemento que necesitan nuestras plantas de una forma controlada y sin desperdiciar grandes cantidades como sucede con otros sistemas. Además, nos permitirá sacar el máximo partido a los fertilizantes, se reducirá la aparición de malas hierbas en derredor y, en definitiva, protegerá a las plantas de los ataques de roedores o fenómenos atmosféricos como el viento o los cambios bruscos de temperatura.

2) Sistema de riego por energía solar automático: este sistema, además de ahorrar energía eléctrica y agua, nos permitirá viajar fuera de casa durante un tiempo sin temor a que nuestras plantas queden descuidadas, puesto que gracias a su sistema automático, controlado y sostenible, recibirán el riego que necesitan y sin desperdiciar energía eléctrica ni agua. A pesar de que este riego automático funciona a partir de la energía del sol, no te preocupes, porque los días nublados también se encontrará en pleno funcionamiento. Además, podrás programar la duración de riego. El único inconveniente es que este sistema es algo más costoso.

3) Sistema de riego por goteo o localizado: este sistema proporciona agua a determinados puntos o zonas de nuestro jardín de una forma sostenible y controlada, centrándose especialmente en las raíces de las plantas para mantener el fragmento de tierra conocido como bulbo constantemente húmedo. Se utilizan pequeños caudales a baja presión, evitando el desperdicio de agua. Consta de un cabezal de riego, mecanismos emisores de agua, dispositivos de control y red de distribución.

4) Macetas con autorriego o hidrojardineras: dependiendo de la temperatura ambiente, nos permitirá olvidarnos del riego de las plantas entre 4 y 10 días, porque disponen de un sistema capaz de mantener en humedad a nuestras plantas, de forma que podamos tener libertad para hacer otras tareas con la seguridad de que nuestras plantas están cuidadas. Además, estas macetas inteligentes nos indican la cantidad que necesita la planta en función de sus características. Las puedes ver en este vídeo:

5) Riego por aspersión: imitando los efectos de la lluvia, este sistema pretende aportar agua a todas las plantas dispuestas en un terreno mediante el uso de pulverizadores o tuberías conocidas como aspersores. Nos permite ahrrar en mano de obra y lograr una eficiencia en el riego del 80 % frente al 50% en los riegos por inundación tradicionales. No obstante, este sistema puede dañar las hojas y las plantas por el impacto del agua y contribuir a la formación de hongos. Si disponemos de un jardín más pequeño, podemos optar por otra variante de este sistema conocida como riego por dispersión.

Fuente Imágenes Stock Xchng.

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */