AROMÁTICAS Y MEDICINALES CULTIVOS

Bardana, una hierba desintoxicante y antibacteriana

cabello, piel, antibacterial, depurativa, hígado, riñones

La bardana es una planta bien valorada en fitoterapia por sus virtudes desintoxicantes y antibacterianas, y no suele faltar en las fórmulas depurativas, como un apoyo esencial para la salud de nuestra epidermis.

Arctium lappa L. es una especie fanerógama perteneciente al género Arctium y a la familia de las asteráceas, a veces denominada comúnmente lampazo o bardana, Cadillo o Cachorrera.

Es una planta herbácea bienal, robusta de más de un metro de altura. Hojas grandes rugosas, ovales, alternas y de extremidad redondeada con grandes peciolos. Las flores se agrupan en corimbos y son de color rojo púrpura intenso y brácteas terminadas en ganchos. El fruto es una bola con muchos garfios que se adhieren a los animales para su difusión.

Principios activos de la bardana

La parte de valor medicinal en la bardana es la raíz. La cosecha se realiza generalmente en primavera, cuando está a punto de desarrollar el tallo y por lo tanto bastante antes de la floración. Los expertos opinan que las plantas envejecidas ya no sirven, porque sus raíces han perdido buena parte de sus principios activos, y porque al haber profundizado tanto, cuestan mucho de arrancar, pero hay quien también las usa. Una vez cosechadas se lavan a conciencia, se cortan en tiras o en segmentos y se dejan a secar en un lugar sin humedad ambiental. Se conservan troceadas o en polvos.

Principios activos de la Bardana

  • La raíz de bardana es muy rica en inulina, entre un 30 y un 50% de su peso. La inulina es un tipo de polisacárido o azúcar, que contiene cadenas moleculares de fructosa.
  • Aceite esencial, en reducidas dosis.
  • Ácidos fenólicos (cafeico, clorogénico, y sus derivados, como la arctiína).
  • Lactonas sesquiterpénicas.
  • Poliacetilenos naturales –un tipo de hidrocarburos– como la arctinona y el arctinol, entre otros. Muestran virtudes antibacterianas, desinfectantes y antimicrobianas.
  • Sales minerales, en especial potasio, que le confiere virtudes diuréticas y depurativas, pero también contiene hierro y calcio.
  • Taninos, con virtudes astringentes.
  • Fitoesteroles vegetales, con capacidad para absorber el colesterol animal.
  • Poliínos, polienos, compuestos orgánicos con capacidad antimicrobiana.
  • Vitamina C, vitaminas del grupo B.

La bardana es una planta aliada de la salud de nuestra piel, del riñón y las vías urinarias, y los herbolarios la incorporan en muchos de sus remedios depurativos, diuréticos, antibacterianos y antisépticos a nivel renal y urinario.

Se le atribuyen también propiedades aperitivas (activan el apetito), digestivas, astringentes, ligeramente hipoglucemiante, coleréticas (activa la producción de bilis), desintoxicantes y cicatrizantes.

Las principales indicaciones y beneficios de la bardana para la salud quedan resumidas a continuación:

  • Infecciones urinarias, como la cistitis, la ureteritis, la prostatitis y la nefritis o inflamación del riñón. Favorece la emisión de orina y neutraliza los focos infecciosos.
  • Te ayuda a prevenir la formación de piedras en el riñón y una vez desarrolladas, en una primera etapa, puede favorecer su expulsión con la orina.
  • Es muy eficaz para tratar la retención de líquidos y los edemas.
  • Puede ser un apoyo para el tratamiento de la diabetes mellitus, pero asociada a plantas que refuercen su acción, como la gymnema, la galega y otras.
  • Resulta excelente para estimular la eliminación o reducción de los excesos de urea y ácido úrico, en casos de hiperuricemia leve y ataques de gota.
  • Se la incluye en formulaciones para el tratamiento a largo alcance de la hipertensión arterial, como un diurético natural, que te aporta potasio de manera directa. Una alternativa a explorar a los medicamentos antihipertensivos que actúan como diuréticos.
  • Estimula la producción de bilis y ayuda a despertar el apetito. Se ha indicado en alteraciones hepatobiliares leves, indigestiones y empaches.
  • La bardana destaca sobre todo como planta depurativa, que te ayudará a combatir las impurezas que quedan reflejadas en tu piel por efecto de la acumulación de toxinas.
  • Se usa a fondo en el tratamiento de problemas dermatológicos diversos, como el acné juvenil, urticarias, eccemas, abscesos, dermatitis seborreica y como apoyo en la psoriasis.
  • Se aplica en uso tópico sobre heridas, úlceras de la piel, llagas, picaduras de insectos, forúnculos, etcétera.
  • Se aplica también sobre dermatitis atópica, queratosis pilar (protuberancias en la parte posterior de los brazos) e ictiosis vulgar (escamación, resecamiento y picazón).
  • Tiene virtudes antifúngicas y antibacterianas y se muestra muy útil para combatir las infecciones por hongos o dermatomicosis como el conocido pie de atleta (géneros TrychophytumEpidermophyton…), la pitiriasis versicolor (levadura del género Malassezia, presente en la flora cutánea, con potencial contagioso) y la cándida, aunque con irregular éxito.

cabello, piel, antibacterial, depurativa, hígado, riñones

En resumen, sus beneficios son:

  • Es muy depurativa
  • Estimula la producción de bilis
  • Reduce la hinchazón
  • Mejora los casos de reuma
  • Combate los edemas
  • Evita la formación de cálculos (vesiculares y renales)
  • Alivia el dolor de garganta
  • Está indicada para la ciática
  • Se usa para la artritis
  • Elimina los herpes
  • Propicia la claridad mental
  • Ayuda a combatir el acné
  • Mejora la salud de la piel, como en caso de los eccemas
  • Favorece la recuperación de resfriados y catarros
  • Se toma cuando hay dolencias gástricas
  • Tonifica el hígado y mejora sus funciones
  • Mejora la seborrea tanto en el cuero cabelludo como en el rostro
  • Combate la cistitis y otras infecciones urinarias
  • Mitiga o elimina las hemorroides
  • Es beneficiosa en caso de nefritis
  • Se recomienda para la diabetes

Precauciones

La bardana es, en líneas generales, una planta segura, pero al actuar a nivel hepático y renal, debes tener en cuenta determinadas medidas de precaución o contraindicaciones en su consumo:

  • Si eres hipertenso o sufres algún tipo de patología cardíaca, antes de iniciar un tratamiento de largo alcance con bardana, debes consultar con tu médico, para evitar posibles descompensaciones, sobre todo si tomas medicación.
  • Por la presencia de taninos, no se recomienda en el embarazo y tampoco en el periodo de lactancia.
  • Al suponer un aporte importante de potasio, recuerda que su consumo podría potenciar el efecto de los medicamentos cardiotónicos.

Cómo consumir la Bardana

La formas de presentación de la bardana y sus dosis recomendadas se resumen a continuación:

  • En decocción, unos 40 g por litro de agua, hasta tres tazas al día.
  • En tintura alcohólica, unas 50 gotas en tres dosis diarias, con zumo de frutas o agua.
  • En extracto líquido, de compra en herbolarios o farmacias. Hasta 40 gotas en tres dosis diarias.
  • En cápsulas, sola o asociada a otras especies. Pueden ser envases de 50 o 100 cápsulas de unos 270 mg. Se recomiendan unas dos cápsulas en tres dosis diarias.
  • La decocción aplicada por vía externa en forma de baños, friegas, compresas.
  • La decocción muy filtrada o depurada aplicada en colutorio o gargarismos para curar llagas bucales.
  • El extracto líquido incorporado en cremas, pomadas, geles para el cuidado de la piel.
  • Oleato de bardana para aplicar en fricción sobre el cuero cabelludo contra la dermatitis seborreica.

cabello, piel, antibacterial, depurativa, hígado, riñones

Usos de la bardana en la cocina

Las hojas jóvenes y tiernas de la bardana, que suelen aparecer ya en primavera o principios del verano, se han consumido hervidas en verdura, peladas, liberadas de su pilosidad externa, como si fueran espárragos, pero también crudas, aliñadas en vinagre, con zanahorias y otras hortalizas. Las raíces tostadas se han usado como un sustituto precario del café.

Los inmaduros tallos de las flores también pueden ser cosechados a fines de la primavera, antes de que aparezcan las flores. El sabor se parece al de la alcachofa, a la que la bardana se relaciona.

La raíz es muy crujiente y tiene un sabor dulce, suave, picante y con un poco de dureza fangosa que se puede reducir al remojar las raíces en juliana/desmenuzada en agua durante cinco a diez minutos. La dureza muestra una excelente armonización con carne de cerdo en la sopa de miso (tonjiru) y takikomi gohan (un estilo japonés de pilaf ).

La Huerta de Antonia

Fuentes:

https://www.webconsultas.com

https://es.wikipedia.org

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */