AROMÁTICAS Y MEDICINALES

Cilantro, la versión posmoderna del perejil

cilantro

CÓMO CULTIVAR CILANTRO

El cilantro es fresco pero potente y en ese delicado equilibrio radica su éxito. Muy usado en la cocina asiática y latina, los chefs del mundo han ido adoptando sus gracias, un camino sin retorno que celebran los comensales. ¿Preparado para cultivar cilantro en tu huerto urbano?

Historia

El nombre científico del cilantro es Coriandrum sativum y se trata de una hierba cuyas partes comestibles son los frutos, las hojas y las raíces, si bien estas últimas sólo son consumidas en Tailandia.

Se cree que es originaria del Mediterráneo Oriental (Grecia) y de Oriente Medio aunque en la actualidad se cultiva principalmente en Rusia, India, América del Sur, Marruecos y Holanda.

La siembra

Para cultivar cilantro necesitas un clima templado. El cilantro no es exigente en el caso del suelo, aceptando los terrenos silíceo-arcillosos, algo calcáreos, ligeros, frescos, permeables, profundos e incluso en los ligeramente ácidos, prefiriendo los calizos. Para un mayor éxito de tu cultivo, procura sembrarlo en primavera, cuando ha pasado la época de las heladas.

Antes de iniciar el proceso de siembra, hay que elegir un espacio donde el suelo drene bien y que además esté expuesto al sol durante las mañanas para luego recibir sombra cuando las temperaturas se elevan.

Una vez seleccionado el terreno, sólo hay que plantar las semillas en forma directa y en fila cubriéndolas luego con tierra. Las semillas deben ser plantadas a no más de 1 cm. de profundidad para entonces recibir la luz solar. Por otra parte, las filas deben tener unos 38 cm. de separación. Se recomienda enriquecer la tierra con abono orgánico.

 

cilantro

 

El riego

Una vez plantadas las semillas, hay que regar la superficie pulverizando la zona para así mantener el suelo húmedo hasta la germinación. Luego hay que rociar con un poco de agua cuando el clima esté caluroso y seco. No hay que regar por demás pues el cilantro es una hierba de clima seco.

Plagas y enfermedades

Se conocen muy pocas enfermedades aunque la más importante es la mancha bacteriana (Pseudomonas syringae), que produce lesiones en las hojas, visibles como manchas de color negro o café.

Por otra parte, también pueden sufrir el ataque leve de pulgones, insectos se alimentan de la savia de la planta y así es como deforman las hojas y brotes.

La poda

Cuando las plántulas de cilantro midan entre 5 y 8 cm. de altura es necesario quitar las plantas más pequeñas para que las más fuertes se desarrollen más. Por otra parte, se recomienda quitar las malas hierbas para evitar la competencia.

La cosecha

El cilantro se cosecha cuando las plantas tienen entre 10 y 15 cm. de altura. Se realiza a los 40 – 60 días tras la siembra y hasta los 4 meses en el caso de la semilla madura.

Se recolecta fresco para utilizar en gastronomía. También pueden secarse las hojas o bien congelarse para su uso posterior. Si se lo mantiene a una temperatura de 0º C puede conservarse entre 18 y 22 días.

Cuidados imprescindibles

Si te has quedado con ganas de saber más acerca del cilantro aquí puedes conocer algunos consejos para cultivar cilantro en tu huerto en casa:

– El cilantro necesita ser fertilizado una vez durante el ciclo de crecimiento, a mediados del verano.

– La semilla de esta hierba tiene dos embriones en su interior por lo que hay que tener en cuenta que siempre se obtendrá una población de plantas igual al doble de las semillas que se siembra.

– El cilantro es una buena opción para tener un jardín de mariposas pues la planta es una de las favoritas de las mariposas.

– Evita la siembra de cilantro durante el verano, ya que la planta no crece bien en climas calientes.

Versión actualizada del clásico perejil, si quieres renovarte en las artes culinarias es hora de cultivar cilantro en tu mesa de cutivo para así sorprender a tus invitados.

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */