AROMÁTICAS Y MEDICINALES

Cultiva boldo para cuidar tu salud

boldo, estómago, hígado, té, anticoagulantes, diarrea, mareos, cálculos

Siempre es bueno tener hierbas con beneficios para la salud y es por eso que hoy nos dedicaremos a conocer los secretos del boldo, una hierba que permite elaborar infusiones que ayudan a aliviar los problemas estomacales.

Cultivar boldo no es tarea difícil pues basta con conocer algunas de sus características. Se trata de una planta de clima montañoso y seco que se adapta tanto al sol como a lugares con semi sombra-. El único recaudo es preservarla de las heladas pues no las tolera. En cuanto al suelo, necesita un terreno poco profundo y pedregoso, con buen drenaje y rico en materia orgánica.

La siembra se realiza en semilleros y una vez que las semillas han dado lugar a pequeñas plántulas es posible realizar el trasplante. Por otra parte, también es posible reproducirlas por esquejes.

Hay que ser cuidadoso con el riego pues sólo es necesario para conservar la humedad. Si la estación es muy seca entonces habrá que aumentarlo. Entre las plagas y enfermedades más frecuentes del boldo están los pulgones y algunos hongos.

Para un mejor desarrollo, habrá que ayudar al crecimiento de la planta agregando unas estacas de madera que guiarán el crecimiento de la planta. Si quieres, además puedes podarla aunque esto no es necesario, sólo si quieres que se vea mas bonita.

La cosecha del boldo se realiza durante el verano y sólo se trata de recolectar las hojas con la mano para luego secarlas.

Té de boldo

boldo, estómago, hígado, té, anticoagulantes, diarrea, mareos, cálculosSe utilizan las hojas secas y la corteza -aunque de forma limitada-, principalmente para hacer té de boldo, que tiene propiedades diuréticas y antisépticas. Pero, ¿cómo tomar el té de boldo? Debemos tener especial cuidado porque este té no está recomendado para todos los días.

Primero que nada, debemos saber que esta hierba no pueden utilizarla mujeres embarazadas -provoca contracciones uterinas que pueden provocar un aborto-, personas con problemas renales, enfermedades del hígado o que estén tomando anticoagulantes. Para hacer el té de boldo debemos poner una taza de agua hirviendo y una cucharadita de hojas secas de boldo, reposar entre 10 y 15 minutos.

Para problemas hepáticos y de la vesícula biliar, debemos tomar una taza antes de las comidas y antes de acostarnos. Para la diarrea, debemos tomar media taza varias veces y en intervalos de tiempo cortos hasta que corte el problema; en cambio, si tenemos estreñimiento podemos tomar dos tazas entre comidas. Para las flatulencias debemos tomar una taza de té dos o tres veces al día.

En el caso del ácido úrico elevado, necesitaremos dos tazas al día, y en el de los cálculos biliares tres tazas durante tres semanas consecutivas. Si no digerimos bien nuestras comidas, una taza de té de boldo luego de las más pesadas nos ayudará notablemente -aunque no debe ser siempre-.

El boldo no debe consumirse durante grandes períodos de tiempo porque tiene efectos secundarios peligrosos que podrían llevar a insuficiencia renal, convulsiones, daño intestinal e incluso a la muerte.

La Huerta de Antonia

Fuente

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */