AROMÁTICAS Y MEDICINALES

Usos de la canela en la huerta y el jardín

canela

Seguramente habrás leído que se puede usar canela en polvo en lugar de hormona de enraizamiento. Pero no es ésta solamente una de las cualidades de esta milenaria especia. Como veremos a continuación hay al menos otros cinco usos más que le podemos dar a la canela en polvo en nuestra huerta y jardín. La canela no es más que la corteza de un árbol que se conoce con el nombre de canelo, Cinnamomum verum, originario de Asia, se cultiva en Sri Lanka, India y diversos países del sudeste asiático. Se usa como condimento, sobre todo en la elaboración de dulces, y también tiene uso medicinal.

Cuando preparamos nuestros semilleros podemos usar la canela para prevenir el marchitamiento fúngico que puede afectar a las semillas tanto antes como después de germinar. Esparciendo canela en polvo sobre el sustrato de nuestro semillero evitaremos este problema.

Los hongos que aparecen sobre el mantillo de nuestros macizos de flores no son muy agradables. Usando canela en polvo podemos prevenir su aparición. Con ello nos evitaremos tener que estar retirándolos a mano.

El uso más conocido de la canela en polvo en jardinería es como sustituto de la hormona de enraizamiento. Ideal para cultivos ecológicos y también para ahorrarnos dinero pues estos productos químicos no son baratos que digamos. Prepararemos un bol con canela en polvo e introduciremos los esquejes en él antes de plantarlos.

A las hormigas no les gusta nada el olor de la canela. Simplemente con su olor mantendrá a las hormigas alejadas de nuestros cultivos. Además no les hace ningún daño, ellas tan sólo evitarán pasar por donde hayamos esparcido la canela en polvo.

Cuando podamos cualquier planta le estamos realizando una herida. La canela en polvo puede servirnos para evitar que la plante se infecte a través de esas heridas y además mejorará su capacidad de cicatrización. Sólo hay que espolvorear canela en polvo sobre los cortes.

Las plantas de interior, con la humedad y la temperatura, son blanco fácil de hongos y mohos. Es habitual ver cómo se forman sobre el sustrato. Espolvorear canela en polvo sobre el mismo evitará la aparición de estos microorganismos. También ahuyentarán a esas pequeñas mosquitas que suelen volar alrededor de las plantas de interior.

Fuente

 

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */