CULTIVOS PLANTAS SANAS

Cómo hacer trampas cromáticas para insectos

insectos, trampas, amarillo

Las trampas cromáticas caseras son muy utilizadas para monitorear y combatir plagas como la mosca blanca, pulgones voladores, minadores y trips, etc.

Para construir estas trampas cromáticas caseras solo necesitarás:

  • Una botella de lavandina vacía
  • Aceite de cocina (usado puede ser)
  • Jabón o Detergente
  • Agua

Con estos materiales podremos hacer 2 tipos de trampas amarillas caseras, una en forma de cuenco y otra en forma plana.

El primer paso es cortar la botella.

Vamos a hacer un primer corte a unos 12 o 15 cm. de la base para nuestro pote o cuenco, luego cortamos la parte superior y el pico. De este modo, obtendremos el cuenco y una tira de plástico amarillo para hacer las trampas planas.

Para realizar la trampa cromática casera en forma de cuenco, simplemente le agregaremos jabón (o detergente) y completamos con agua. Las moscas se sienten atraídas por el color amarillo y al caer al agua, el jabón no las dejará volar para salir del mismo. Sólo hay que ocuparse mas o menos una vez por semana de limpiarlas y reponerles el agua y el jabón.

Para hacer las trampas cromáticas caseras planas, vamos a tomar la “tira” plástica que obtuvimos de la botella de legía y la cortaremos en tres partes, de modo que obtengamos 3 cuadrados.

Luego haremos un pequeño orificio (con una tijera o un cuchillo) en uno de los bordes, de modo que luego podamos colgarlas cerca de las plantas afectadas. Puedes utilizar un ganchito clip (o deslizable) o simplemente atravesar un hilo.

Antes de colgarlas, lo que haremos será untarlas, para que las pequeñas molestias queden pegadas…
Hay gente que usa miel, otras pegamento para ratas, también puedes usar  melaza, miel, almíbar denso, vaselina (o cualquier sustancia pegajosa que no se seque).

Con un pincel, unta totalmente este cuadrado amarillo de ambos lados. Aunque no lo creas las moscas blancas se quedarán pegadas.  También puedes pincelar con el aceite la parte externa del cuenco que fabricaste.

Ahora solo nos resta colocar nuestras trampas cromáticas caseras en el jardín o el invernadero.

Una consideración importante:
Tiene el inconveniente de no ser efectivo en zonas con mucho viento, así que funcionarán si están al reparo del viento.  Este tipo de trampas, si bien no eliminan la plaga, la mantienen a raya reduciendo su población.

Otras Ideas de Trampas Cromáticas Caseras

Lo cierto es que puedes utilizar cualquier cosa que resista la intemperie y a la que le puedas untar algo “pegajoso”. Mira estas geniales ideas adicionales:

 

La Huerta de Antonia

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */