CULTIVOS LAS LEGUMINOSAS

Cultivo de Chauchas

chaucha, poroto, judía, leuminosa, trepadora, nitrógeno

Nombre común o vulgar: Chaucha, Poroto, Judía verde, Habichuela verde, Judías de enrame, Frijol. Nombre científico o latino: Phaseolus vulgaris var.vulgaris

Existen muchas variedades de ésta leguminosa americana. Pueden ser arbustivas (enanas) o trepadoras y sus ciclos muy cortos, medios o tardíos. Se consumen cuando están verdes y han alcanzado su desarrollo máximo, aprovechando así las semillas aún incipientes y blandas, junto con las vainas que las contienen.

Cuando las vainas están maduras se lignifican y las semillas endurecen, siendo el momento de juntar algunos granos para guardarlos hasta el año próximo como semilla.

El aspecto y color de las vainas es muy variado dependiendo de la variedad. Pueden ser rectas o curvadas, cortas o muy largas, de sección redondeada, aplanada o acintada; de color verde o amarillo o con jaspeados.

El cultivo de chauchas es sencillo y rendidor. Con unos 20 metros de plantas se puede obtener la cantidad de vainas suficientes para el consumo normal de una familia de 4 miembros.

Variedad Recomendada

chaucha, poroto, judía, leuminosa, trepadora, nitrógenoChaucha de enrame «Balina» (sobre esta variedad se basan las instrucciones que siguen)

Época de siembra:

Es una planta muy sensible a las heladas, por lo que la siembra se hace desde septiembre-octubre (primavera) y pueden prolongarse hasta enero (mediados de verano).

Necesita una temperatura mínima de 15ºC para germinar y prospera óptimamente con una temperatura media de 25ºC. Se puede y es conveniente, hacer una segunda siembra al mes de la anterior dentro del periodo indicado para tener cosechas escalonadas. También es posible cultivarlas anticipadamente dentro de invernadero.

Lugar de Plantación:

A pleno sol. Necesita suelos profundos, sueltos y ligeramente ácidos -soportando un pH máximo de 8,5 ricos en materia orgánica y con buen drenaje.

Preparación del suelo:

Siempre conviene carpir los surcos superficialmente unos 15 días antes de la siembra y si el suelo es muy pobre también abonar.

Siembra:

Se siembra en hileras distanciadas 60 cm entre sí y 30 cm entre planta y planta. Marcar los puntos de siembra con una pequeña varilla de hierro o madera (30-40 cm de longitud) y en un orificio hecho a su lado colocar 2 o 3 semillas a una profundidad de aproximadamente 3 cm, cubrir con tierra y regar los surcos.

Tutorado o guía:

Por encima de cada hilera y a unos 2,5 – 3,0 m de altura tensar un alambre o cuerda o caño entre dos o mas puntos de apoyo dependiendo del largo de la hilera. De éste alambre atar un hilo fuerte de algodón o plástico a cada una de las varillas colocadas previamente en los puntos de siembra. Cuando las semillas germinen las plantas treparán enroscándose en el hilo en sentido antihorario y por ende suspenderán todo su peso del soporte horizontal superior.

Riego:

Regar regularmente para que el suelo no se seque y germinen las semillas ( 7-8 días). Cuando las plantas se han desarrollado y comienzan a aparecer las flores, regar cada 2 o 3 días. La sequía las hace muy vulnerables al ataque de trips.

Protección de Plagas: 

Es fundamental que las plantas cuenten con buena ventilación. Evitar sembrarlas muy juntas y regar sobre hojas y flores. Si nota el ataque de hongos o insectos fumigar con algún fungicida ecológico inmediatamente y si alguna planta está muy atacada eliminarla para evitar la propagación.

Recolección: 

chaucha, poroto, judía, leuminosa, trepadora, nitrógenoRecolectar las vainas cuando éstas lleguen a su máximo tamaño, unos 15 cm. Por lo general hay que recolectar cada dos o tres días para obtenerlas en su punto óptimo. El rendimiento va aumentando hasta la quinta o sexta cosecha, unas 3 o 4 semanas y luego disminuye paulatinamente. Al final del periodo productivo conviene dejar madurar en las plantas más vigorosas un cierto número de frutos hasta que se sequen totalmente y tener semillas para el año siguiente. Cuando ha finalizado la recolección arrancar las partes aéreas y dejar las raíces para que cedan al suelo sus reservas de nitrógeno.

Conservación: 

La chauchas se pueden conservar por algunas semanas refrigeradas y dentro de bolsas de polietileno.

La Huerta de Antonia

Fuente

 

 

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */