FRUTOS DE LA HUERTA

Tomate de árbol o Tamarillo

Tomate de árbol

Hoy traemos una planta muy interesante, una planta que en realidad no es una planta, es un árbolEl Tamarillo o tomate de árbol.  Su procedencia es de la zona de los Andes: Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador. Desde los Andes pasó a Europa y de ahí hacia las zonas más orientales, Asia y posteriormente África.

Es de follaje perenne y frutos que van desde el amarillo hacia tonos más rojizos. Con sabor muy dulce y un ligero amargo.
Sus frutos tienen múltiples posibilidades ya que puede ser utilizado para consumo en crudo en ensaladascocinado, en postres e incluso para preparar ricos zumos y licuados.
Y además tiene muchos beneficios. Un consumo regular puede reducir los niveles de colesterol e hipertensión, regular los niveles de glucosa y puede ser un gran aliado de la gente que esté realizando una dieta ya que no tiene apenas calorías. Y su principal uso medicinal es en caso de afecciones de garganta, catarros o gripe.

Su hábitat natural son los climas tropicales, aunque también es posible que se de bien en zonas más templadas como la nuestra. Necesita entre 13 y 24 grados para su desarrollo así que, si lo queremos plantar en nuestro jardín, debemos procurar ponerlo en una zona donde no le dé la sombra ya que requiere mucho sol, además en invierno debemos protegerlo de las heladas.
Demanda muchos nutrientes, así que es importantísimo que a la hora de plantarlo le demos un buen aporte de abono y una vez plantado necesitará de más abonados, sobre todo, cuando esté en flor.

Fruto tomate de árbol

“Al tomate de árbol, se le atribuyen muchas propiedades medicinales. Entre las más conocida, en afecciones de garganta, catarros o gripes”

Necesita suelos sueltos, más bien arenosos y bien drenados. Y no nos olvidemos que es un árbol tropical, dónde abundan las tormentas, por eso necesitará riegos periódicos, sin llegar a encharcar la tierra.
En condiciones óptimas esta planta da frutos después de un año desde su trasplante a tierra y producirá mucho los 5 primeros años. A partir de ahí disminuirá. Y su ciclo de vida es de aproximadamente 10 años.
Durante este ciclo el Tamarillo va a necesitar tres tipos de poda:
-Poda de formación o descogolle: consiste en cortarle sólo la punta de la rama principal para romper así su dominancia pical (dominancia guiada por la rama principal). Si no hiciésemos esto la planta crecería alrededor de unos 4 metros y sería mucho más difícil llegar a sus frutos. De esta manera el árbol sacará ramas auxiliares hacia los lados haciéndose más frondoso pero menos alto.
-Poda de mantenimiento: en esta poda vamos a eliminar las ramas que estén enfermas y las que sean improductivas para estimular el crecimiento de otras ramas que sí sean productivas. Esta poda se podrá realizar varias veces a lo largo de su ciclo.
-Poda de renovación: se procede a cortar las ramas que sí son productivas pero que ya han cumplido su ciclo y han envejecido. De esta manera dejaremos paso al desarrollo de ramas nuevas que obtengan una mayor producción.

Y las enfermedades que más le pueden afectar son los hongos, sobre todo el hongo fitóftora, que produce podredumbre en el tomate. También  podéis consultar  algunos preparados para prevenir los hongo que vamos a aplicar como preventivo.
También pulgóntripsaraña roja y tampoco está libre de que alguna oruga se coma sus hojas.
En cualquier caso un preparado casero a base de ortiga u otro insecticida ecológico podrá servirnos para matenerlos a raya.

“El Tamarillo es más dulce que el tomate y su piel es muy amarga. Se debe consumir maduro”

Se puede reproducir por semilla o por chupones, esto os lo explicaremos en un video cuando nuestro Tomate de árbol vaya creciendo y podamos reproducirlo.
Nosotros hemos conseguido un árbol pequeño de unos 30 cm aun y lo vamos a trasplantar de momento a una jardinera para dejarlo crecer un poquito más antes de su trasplante definitivo.
Para esto necesitaremos una jardinera grande, de unos 10 litros, turbahumus y también le vamos un poner un poco de nuestra tierra ya que queremos que se vaya acostumbrando a ella porque luego lo pasaremos a tierra de manera definitiva.
La turba y el humus la pondremos en una proporción de 40, 40 y un 20 de la tierra que tengamos en nuestra huerta o jardín. Podemos añadir perlita y vermiculita para ayudar a que la tierra esté suelta y se mantenga en ella durante más tiempo la humedad.

Fuente

¿Ya conoces La Comunidad de la Huerta?

Entra ahora y únete a otr@s huerter@s para compartir experiencias, dudas y saberes.

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */