NUEVAS PLANTAS

Remoja tus semillas antes de sembrar

Esta es una antigua práctica que favorece la hidratación y asegura un mejor porcentaje de germinación así como plantas mas fuertes.

Esto se debe a que se ablanda la cutícula y se lavan algunas sustancias inhibidoras dela germinación.

Los antiguos aztecas sembraban así el maíz, esto le llamo la atención a un cronista español de la época: “Y cuando han de sembrar, un día o dos antes, echan en remojo el Maíz que ha de ser sembrado. Y para que aquesto se haga mejor, aguardan a sembrar en tiempo que por las aguas está la tierra de forma que el palo que sirve en lugar de reja pueda entrar tres o cuatro dedos debajo de tierra con pequeño golpe.”

Así de simple:

Para remojar usar agua tibia no mas de 40 grados y luego lavar bien con agua a temperatura ambiente, las semillas que estén flotando luego del remojo descartarlas ya que no darán buenas plantas o simplemente no germinarán.

Esta técnica es ideal para semillas grandes como maíz, porotos, chauchas, etc. si bien para el resto también aplica.

La parte del germinado lo mas simple es usar un papel de cocina y mantener húmedo hasta que germinen.

Así que ya saben para mejores resultados, remojar, germinar y sembrar.

Fuente

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */