PLAGAS PLANTAS SANAS

Cómo combatir Babosas y Caracoles

Los moluscos (babosas y caracoles) se ven favorecidos por la humedad y atacan principalmente de noche, dejan a su paso restos de baba brillante y son voraces con las plantas. Las hojas aparecen comidas con agujeros grandes y definidos. Atacan principalmente cultivos tiernos, chaucha, maíz, tomate, acelga, lechuga.

Los moluscos invernan durante los meses de frío, el peligro más inminente se produce entre la primavera y el otoño, sobre todo cuando llueve. A estos voraces animalitos, les encantan los lugares frescos y húmedos, y suelen vivir entre dos y tres años. Así que ya sabes, cuando llegue el buen tiempo, y sobre todo en época de lluvias, procura mantenerte alerta y ponerte manos a la obra en cuanto encuentres la primer babosa o el primer caracol en tu huerta.

Remedios ecológicos para combatir plagas de caracoles y babosas

Aquí te contamos algunas sugerencias para ahuyentar a estos molestos predadores de plantas que son las babosas y los caracoles. Recuerda que el mejor momento para poner las trampas es por la noche, ya que es su momento de comer.

Atraparlos y llevarlos a otro lugar

Si eres muy ecologista, esta es tu opción! Cuando la plaga no es muy numerosa, puedes recogerlos con la mano, uno a uno y juntarlos en un frasco con tapa. Luego los puedes llevar a algún terreno, parque o bosque donde no haya cultivos y donde las babosas y caracoles serán sumamente felices. La mejor manera de atraerlos o capturarlos es colocando un saquito abierto o un trapo con alimentos irresistibles para ellos como son la lechuga, hojas de repollo, las naranjas, el melón o la sandía. También puedes impregnar el trapo o saco con cerveza, cuyo olor les atrae irremediablemente. Por la mañana estarán todos dentro del saco. Simplemente recógelo y llévalo a otro lugar. Repite este proceso cada día, hasta que consigas capturarlos todos.

Ahogarlos en Cerveza

Este remedio que te contamos ahora también es bastante eficaz, pero tu karma no permanecerá tan equilibrado, porque hay que matarlos. Para ello, recorta unas botellas de plástico (para que quede abierto todo el ancho de la botella) y entiérralas, de manera que la boca quede a ras del suelo. Llénalas hasta 1/4 de cerveza. Su olor les atraerá, y caerán dentro del líquido ahogándose.

Esparcir Ceniza

Otra forma de ahuyentarlos es poner ceniza alrededor de las plantas. Su olor les desagrada profundamente y no les gusta transitar por sobre ella.

Barrera de Arena

Este es un método de barrera para colocar alrededor de los canteros o bancales. La arena les resulta áspera y no querrán transitar sobre ella. Luego de las lluvias habrá que reponerla.

Barrera de Cobre

Muchos jardineros usan cobre para repeler caracoles y babosas. Puedes usar cobre de dos maneras:

Puedes comprar cinta de cobre en un vivero y colocarla alrededor del perímetro de tu jardín de vegetales o lecho de flores, o simplemente puedes arrojar monedas de cobre alrededor de la base de las plantas que deseas proteger.

El cobre repele a los caracoles debido a una reacción entre el metal y el moco (o baba) que producen al moverse. Esto envía al caracol una señal electroneural desagradable, la cual básicamente se siente como un choque eléctrico.

Cáscaras de Huevo trituradas

Otro método efectivo que muchos jardineros usan para repeler a los caracoles y babosas es echar cáscaras de huevo aplastadas en la tierra que rodea a las plantas vulnerables.

Las cáscaras de huevo tienen bordes afilados que se sienten desagradables debajo del cuerpo suave de los caracoles, de modo que evitarán pasar por encima de ellas para ir hacia las plantas.

Esta es una forma muy ecológica de repeler caracoles, ya que las cáscaras de huevo contienen bastante calcio que nutre el suelo.

Esparcir Café

Algunos estudios llevados a cabo por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos han demostrado que el café es muy efectivo para repeler y matar caracoles y babosas. Se le puede usar de dos maneras:

Puedes colocar café frío en una botella de aerosol y usarla para rociar plantas, hojas, suelos e inclusive a los mismo caracoles.

Otra opción es echar café molido alrededor de la base de las plantas que quieres proteger de los caracoles. Esto también ayudará a enriquecer el suelo.

Como reciclar el café para utilizarlo en la huerta

Fomentar a los Depredadores de babosas y caracoles

Una forma de alejar a los caracoles es fomentar la presencia de otras criaturas de jardín que se alimentan de los caracoles.

Entre estas criaturas tenemos a los sapos y a las ranas, que puedes invitar a tu jardín usando casas de cerámica para sapos. Las tortugas, las serpientes jarretera (garter) y las salamandras también disfrutan alimentarse de caracoles, además de la mayoría de aves (en especial los petirrojos).

Deja que los patos y los pollos ronden por tu jardín. Los patos y los pollos también comen caracoles y babosas, los cuales son muy nutritivos para ellos. Sin embargo, también podrían pisotear y comer las plantas, de modo que debes tener cuidado.

Asociaciar con cultivos Repelentes

Se cree que ciertas flores, plantas y hierbas no son atractivas para los caracoles, de modo que considera sembrarlas en tu jardín. Estas incluyen flores como fresias, lirios de día, azaleas, dedaleras, atanasias e hibiscos, y hierbas como menta, romero, hinojo, perejil y albahaca.

Albahaca: como y por que plantarlo en nuestro huerto

Prevenir

Por último, pero debería ser lo primero, lo mejor es prevenir su aparición tratando de no generar espacios húmedos y sombríos cerca del huerto. Regar de mañana temprano y no de noche. No excedernos con el riego. Evitar acumular piedras, ladrillos, lajas o cualquier lugar en donde puedan esconderse. En huerta orgánica trabajamos mucho con coberturas, pero en épocas críticas de babosas y caracoles, en jardines más húmedos y de semisombra, quizá tengamos que evitarlas por un tiempo hasta controlar la población de estos moluscos.

Eva Cajigas

La Huerta de Antonia

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */