TIERRA

Cómo preparar un buen sustrato para la huerta

sustrato, macetas, huerta, tierra, siembra

Ya sabemos que vamos a sembrar, ya tenemos listas nuestras macetas, solo nos queda añadir tierra… ¿no? Técnicamente, debemos preparar un sustrato, es decir un medio de cultivo que además de servirle de soporte a las plantas suministre a las mismas cantidades equilibradas de aire, agua y nutrientes minerales.

Es muy importante resaltar la importancia de estas 3 fases (sólida, líquida y gaseosa) ya que a menudo nos centramos únicamente en la tierra (el componente sólido) olvidando la importancia del agua y el oxígeno (¡las plantas, al igual que nosotros, beben y respiran!).

sustrato, macetas, huerta, tierra, siembra

Un desbalance o carencia en alguna de estas fases puede causar:

– Asfixia de las plantas y los microorganismos que habitan el suelo, por compactación y falta de oxígeno.

– Deshidratación, por falta de agua.

Carencia de nutrientes minerales, que pueden limitar el crecimiento y desarrollo de los vegetales.

– Enfermedades, ya que los desbalances vuelven a las plantas más susceptibles y débiles.

Por tal motivo, debemos enfocarnos en preparar un sustrato rico en materia orgánica  para proveer suficientes nutrientes a lo largo del ciclo de cultivo y capacidad de retención hídrica, con suficiente porosidad para permitir la oxigenación del suelo y el paso del agua, buen drenaje para evitar encharcamientos, y un pH adecuado a cada especie.

Mezcla para un sustrato ideal

  • 50% de Tierra (puede ser de macetas viejas en desuso, del jardín, o de un vivero)
  • 40% de Compost / lombricompuesto (ricos en materia orgánica)
  • 10% Perlita o Vermiculita (sustrato inerte) Se puede prescindir de ellos aumentando la proporción de compost.

Antes de rellenar el cantero o maceta, asegurarse que tenga agujeros para un drenaje correcto, y añadir una capa de piedra en el fondo del contenedor para evitar que esos agujeros se tapen con el tiempo que puede ser leca/pometina o ladrillo partido.  La piedra forma una capa en la parte inferior del cantero o maceta, mientras que el resto de los ingredientes hay que mezclarlos bien hasta que formen un sustrato relativamente parejo.

Nota: Recomendamos trabajar con guantes cuando manipulamos tierra y compost, ya que los mismos tienen muchos microorganismos y pueden generar una reacción en nuestra piel especialmente si tenemos alguna herida o pequeño corte.

La Huerta de Antonia

Con información de:

http://tequieroverde.com.ar

Compártelo en tus redes

Déjanos tu comentario

/* ]]> */