LA TIERRA

Los Suelos ideales para la Huerta

suelos

A continuación tienes las características ideales que debería tener un suelo para el cultivo de plantas. Repásalas e intenta mejorar cada una de ellas en tu caso particular.

1. Profundo

2. Estructura migajosa, mullido, esponjoso, aireado

3. Fácil de trabajar

4.Buena capacidad para retener agua

5. Buen drenaje

6. Buena capacidad para retener nutrientes minerales

7. Rico en materia orgánica, es decir, en humus

8. Rico en nutrientes minerales

9. pH comprendido entre 5,5 y 8

10. Suelo NO salino

11. No infectado por hongos, nematodos, gusanos, ni malas hierbas

Profundo

A veces hay una roca dura no atravesable por las raíces (por ejemplo, a 40 cm. de profundidad) o una capa compacta de arcilla. Esto es malo. Cuanto más suelo tengan las raíces para extenderse sin limitaciones, más tamaño alcanzarán las plantas.

Cava con la azada y comprueba si hay una capa dura o no; ésta puede ser la causa de que muchos árboles y arbustos no prosperen adecuadamente.

» Mejora: añade tierra vegetal y labra en profundidad para romper la capa impermeable si es que ésta es muy somera.

Estructura migajosa, mullido, aireado

» Mejora: aportar materia orgánica. En los suelos arcillosos, además de la materia orgánica, es conveniente mezclar también arena de río.

Fácil de trabajar

Los suelos arcillosos son difíciles de trabajar porque la tierra mojada es una masa densa, y cuando están secos es demasiado duro.

» Mejora: aporta materia orgánica y arena.

Buena capacidad para retener agua

Los suelos arenosos son secos; no almacenan el agua como los arcillosos y hay que regar bastante. Con los arcillosos no hay problema en este aspecto, incluso puede ser negativo si retienen demasiada agua.

» Mejora: en tierras arenosas, y por tanto, con baja capacidad de retención, puedes darle cohesión añadiendo unos 100 kilos por cada 100 m2 de turba u otro tipo de materia orgánica e, incluso, añadiendo algo de tierra arcillosa.

» Si retiene poca agua, riega con menos cantidad pero con más frecuencia. El riego por goteo en suelo arenoso es ideal.

Buen drenaje

Los suelos arcillosos tienen tendencia a encharcarse, lo cual pudre las raíces. Aunque no todos los suelos arcillosos drenan mal. Cuidado en las zonas bajas, que es donde se acumula más agua.

» Mejora: para mejorar un mal drenaje, puedes hacer lo siguiente:

1. Instalar tubos de drenaje.

2. Dar pendientes al terreno para evitar charcos.

3. Aportar arena: unos 2 ó 3 metros cúbicos por cada 100 m2 de superficie. Cuanta más, mejor.

4. Aportar materia orgánica al suelo: airea.

5. Eligir especies que resistan mejor sus condiciones asfixiantes. Consulta esta lista.

Más información sobre drenaje en el artículo titulado «Drenaje de suelos».

Buena capacidad para retener nutrientes minerales

Al igual que sucede con el agua, los suelos arenosos retienen pocos nutrientes. El Nitrógeno, Potasio, Azufre, Hierro, etc. son arrastrados fuera del alcance de las raíces por la acción del agua del riego y la lluvia, perdiéndose estos elementos nutritivos.

Los suelos arcillosos en este aspecto son mejores, ya que almacenan muchos nutrientes minerales; tienen «grandes bolsillos». Pero los nitratos sí que se lavan en ambos tipos de suelos.

» Mejora: aporta materia orgánica. Por ejemplo, estiércol, mantillo, compost o turba entre 1 y 3 Kg. por m2 y mezcla con la tierra.

Rico en materia orgánica (humus)

suelos

Materia orgánica

Cuando hablamos de materia orgánica del suelo nos referimos al humus. El humus es una sustancia muy beneficiosa para el suelo y para la planta:

1. Esponja el suelo.

2. Retiene agua y minerales.

3. Aporta nutrientes minerales poco a poco para las plantas a medida que se descompone (Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio, etc.).

» Mejora: para aumentar el nivel de materia orgánica de un suelo se necesita tiempo. De la noche a la mañana no se puede pasar de un 1% de humus al 2%; se consigue a lo largo de años.

» Lo mejor es echar materia orgánica año tras año. Por ejemplo: estiércol, mantillo, compost casero, turba, guano, humus de lombriz, etc..

Rico en nutrientes minerales

Todas las plantas necesitan tomar del suelo estos 13 elementos minerales.

Macronutrientes:

– Nitrógeno (N)
– Fósforo (P)
– Potasio (K)
– Calcio (Ca)
– Magnesio (Mg)
– Azufre (S)

Micronutrientes:

– Hierro (Fe)
– Zinc (Zn)
– Manganeso (Mn)
– Boro (B)
– Cobre (Cu)
– Molibdeno (Mo)
– Cloro (Cl)

Suelos

Los suelos arcillosos suelen ser ricos en nutrientes y los suelos arenosos, pobres. Ejemplo extremo de suelo arenoso es la playa.

Para saber si un suelo es rico o no en nutrientes se hacen análisis de la tierra en un laboratorio especializado.

Abono orgánico. Fertilizante mineral

» Mejora: mediante los abonos orgánicos (estiércol, compost, turba, etc.) y los fertilizantes minerales aportamos al suelo los nutrientes necesarios. Si no lo hiciéramos se agotarían más tarde o más temprano.

La Huerta de Antonia

Fuente

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

/* ]]> */